¿Sabías que 6 de cada 10 adolescentes sufren de soledad crónica?

El 60 % de los adolescentes atraviesan los cuadros de depresión sin soporte familiar alguno.


La adolescencia es una etapa muy complicada tanto para los chicos, que viven una mezcla de emociones, y los padres que tienen que tratar de comprender y guiar por el buen camino a sus hijos. Sin embargo, también existen casos en el que los adolescentes atraviesan por crisis y no tienen a nadie para sobrellevar el problema.

Un adolescente que se siente solo puede sufrir muchos trastornos psicológicos y emocionales. Y es que la mayoría de las veces los padres no están presentes en la cadena de crecimiento de sus hijos, más aún en una etapa tan importante como el paso de la niñez a la adolescencia.

De acuerdo a un estudio desarrollado por 360° Centro de Transformación Familiar, seis de cada diez adolescentes sufren de soledad en sus hogares, es decir muchos transitan por esta etapa sin la compañía necesaria.

Para llevar a esta conclusión el estudio realizado por 360° contó con cien adolescentes entre los 12 y 17 años de edad (de diversos centros educativos y sociales), de los cuales reveló que 56 de ellos se sienten solos, sin apoyo, ni cuentan con parientes confidentes en su propio hogar.

Ante ello, el educador, César Serrepe, comentó que la mayoría de adolescentes entrevistados en los centros de estudios donde él imparte educación, sufren de soledad crónica y no de períodos cortos atados a las circunstancias del momento.

“Y esto sucede porque la mayoría de estos jóvenes viven en medio de hogares disfuncionales, con padres separados o donde ambos trabajan y tienen muy poco tiempo para sus hijos”, refirió. Asimismo, explicó que cuando uno conversa con estos jóvenes “el problema que salta es su soledad o carencia de relaciones sociales satisfactorias”.

Pero ¿cómo afecta la soledad en la adolescencia? Según la coach de relaciones de 360° Sara Ramírez la soledad puede crear cuadros de depresión, disminuir la autoestima y tener graves consecuencias para el adolescente. Ello porque no encontrará la manera de salir de esta difícil situación.

“Muchas veces el adolescente se acostumbra tanto a la soledad que no quiere salir de su zona de confort. No solo es que se sientan solos porque los padres no están con ellos, sino que según el estudio buena parte no se relaciona con su entorno”, comentó.

Ambos especialistas coincidieron en que también hay una soledad pasajera provocada por algunos cambios inesperados, de períodos cortos, y que no afectan mayormente a los adolescentes. Sin embargo, hay que estar atento con la soledad crónica que hace referencia a períodos de retraimiento que superan el año.

La soledad puede crear cuadros de depresión, disminuir la autoestima y tener consecuencias catastróficas para el adolescente, quien no sabrá cómo enfrentar situaciones cotidianas por miedo al rechazo o simplemente por no salir de su zona de comodidad, que en este caso es el estar completamente solo.

¿Cómo ayudar a los adolescentes durante esta etapa?

Los especialistas consideraron que la soledad en los adolescentes solo se puede evitar en un ambiente familiar sano, comprensivo y afectuoso.

César Serrepe señaló que para evitar hijos sumidos en la soledad los padres debemos enseñarles a tener más seguridad en sí mismo, a fortalecer su autoestima y a que acepten su imagen. “Esto los hará más capaces de superar la soledad”, precisó.

Además, deben ser motivados a tener diferentes actividades con personas y en ambientes diversos; dejarlos que vivan sus propias experiencias y compartan en diferentes círculos sociales. Es más, una mayor presencia de los padres les dará seguridad y los alejará de la soledad crónica.


¡Comparte esta nota con tus amigos!