Señales en que estas en una relación tóxica

Si quieres saber si estás viviendo una relación tóxica, revisa muy bien esta lista de 3 señales para ver con cuántas te identificas.


Señales en que estas en una relación tóxica

Si te sientes identificada o identificado con la mayor parte de señales y si ves que esta situación no es puntual, sino que se alarga en el tiempo, tu relación se puede calificar como relación tóxica.

Actitudes de control

  • Le molesta que pases tiempo con tus amigos o familiares.
  • Controla tus gastos personales, lleva un control innecesario sobre tus cuentas bancarias, o te pide explicaciones sobre tus facturas.
  • Investiga tus redes sociales y tu teléfono móvil. No respeta tu privacidad.
  • Pregunta constantemente por tus horarios y te planifica la vida sin pedirte opinión.

Actitudes de falta de respeto y conflicto

  • Se mete con tu forma de vestir, intenta influir de malas maneras para que cambies tu estilo, etcétera.
  • Hace lo posible por restarle importancia a tus méritos y virtudes.
  • Le quita importancia a los problemas que le expresas, minimizándolos y diciendo frases del estilo “eso no es para tanto”, “no te quejes por vicio”, etc.
  • Cuando se produce una discusión, tienes que ceder tú siempre, porque en caso contrario puede estar días sin dirigirte la palabra.

 Actitudes tóxicas en el ámbito sexual

  • Notas que mantienes relaciones sexuales con él/ella a pesar de que no tienes muchas ganas, solo por complacer sus deseos o para evitar que se enfade.
  • Te chantajea o exige que realicéis prácticas sexuales que no te gustan.

recomendación:

Recurre a las personas que tengas más cerca y pídeles ayuda: tus mejores amigos, tus padres, hermanos, compañeros de trabajo… Acércate a cualquier persona en la que confíes y creas que puede ayudarte si le cuentas realmente lo que estás viviendo.

En caso si te encuentras en alguna de esta situación, y no te ves capaz de salir por ti mismo, lo más adecuado sería pedir ayuda psicológica para ti.

La ayuda profesional te servirá para reconstruir tu autoestima, para superar la dependencia emocional, para volver a conectar con tus deseos y con tus necesidades, para mejorar tu comunicación y tu capacidad para poner límites.


Like it? Share with your friends!