“Están asesinando a los pacientes de coronavirus”, la fuerte denuncia de una enfermera en Nueva York

Nicole Sirotek afirma haber presenciado en los que se aplicó tratamientos que acabaron matando a los pacientes, como intubaciones incorrectas o desfibrilaciones en momentos no apropiados.


No se quedó callada. Nicole Sirotek, quien trabajó hasta hace pocos días en el hospital Elmhurst, de Queens (Nueva York), una de las zonas más afectadas de Estados Unidos por el COVID-19, realizó una fuerte denuncia contra las autoridades del personal de salud de su estado.

Desesperada, la enfermera se grabó y señaló que hay falta de tratamientos para combatir el coronavirus y que muchos están muriendo por negligencia de los nosocomios.

“Ya no sé qué hacer. Sé que no todo el mundo va a sobrevivir, no soy tan inocente. Sé que vamos a tener muchas víctimas. Pero esta gente no está muriendo por coronavirus (…) Te estoy diciendo literalmente que están asesinando a estas personas. Y nadie me escucha”, señaló totalmente quebrada hasta las lágrimas.

En el video, Sirotek también indica haber presenciado en los que se aplicó tratamientos que acabaron matando a los pacientes, como intubaciones incorrectas o desfibrilaciones en momentos no apropiados.

“Vi a un anestesista colocar un tubo ET y romper su esófago y el tipo se asfixió hasta morir con su propia sangre. El coronavirus no colocó ese tubo incorrectamente”, aseveró la enfermera, quien manifestó haber reclamado por la situación, pero sus quejas no han sido escuchadas.

Asimismo, la enfermera denunció que las personas que están dejando morir por COVID-19, por lo general son parte de una minoría de la población.

“Ni siquiera a las organizaciones de apoyo les importa una mierda esta gente. Literalmente, las vidas de los afroamericanos no importan aquí. Y, quiero decir, es bastante triste que alguien que es blanca y vive a cientos de kilómetros de esta ciudad le importe más esta gente que a los de esta ciudad”, expresó Sirotek, quien se trasladó de Nevada a Nueva York para combatir el coronavirus.

“A nadie le importa porque todos son minorías y nosotros estamos en el maldito ‘barrio’. Y eso no está bien. Crecí muy pobre y sé lo que es ser completamente olvidado y que nadie te defienda”, agregó.

En Queens, una desproporcionada cantidad de los contagiados son afroamericanos y latinos, en su mayoría trabajadores esenciales que no tenían opción a quedarse en sus casas.

Hasta el momento, las autoridades del hospital Elmhurst no han respondido sobre la denuncia de Sirotek.

El estado de Nueva York ha reportado más de 330 mil contagios y 25.436 muertes.


Like it? Share with your friends!

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!