De ripley: Clínicas privadas solo han atendido a un asegurado SIS

Cruda realidad. Firmaron contratos para atender a los enfermos derivados de los hospitales públicos, pero no los reciben porque sus camas UCI están ocupadas por sus pacientes.


Entre indignada y llorosa, Miriam Cajavilca Vega afirma que buscó una cama en la Unidad de Cuidados Intensivos en al menos una veintena de clínicas. Una cama durante 17 días para su padre, Juan Cajavilca Salinas, un profesor y dirigente sutepista de 50 años. Cajavilca murió por una neumonía provocada por el nuevo coronavirus. Solo consiguió una cama en el hospital Almenara, pero no era una cama UCI.

Ni siquiera los convenios suscritos recientemente por el Estado con las clínicas particulares permitió darle una esperanza a la familia de Juan Cajavilca para evitar su muerte.

“Yo siento que a él lo han dejado. Me quedo con esa sensación que por su edad lo han dejado de lado y no le han dado una cama UCI. Yo busqué por todos lados una clínica de convenio pero mi papá nunca fue derivado. Yo busqué por todos lados, pero lamentablemente no tenía 40 mil u 80 mil soles para pagar (lo que me pedían las clínicas)”, refiere.

Veintidós días después de la suscripción de contratos entre el Seguro Integral de Salud (SIS) y las clínicas privadas de Lima y provincias para la atención de pacientes graves por Covid-19, ni un solo contagiado ha logrado ser derivado de centros hospitalarios públicos a las clínicas firmantes para ser atendido y obtener un ventilador mecánico que le permita seguir viviendo.

Desde el pasado 4 de julio, cada vez que los hospitales se comunican con las clínicas contratadas para transferir un paciente contagiado con el nuevo coronavirus y en estado de gravedad, reciben la respuesta de que no disponen camas con ventiladores mecánicos, según fuentes relacionadas con el caso. Lo misma negativa le dieron las clínicas privadas a Miriam Cajavilca cuando buscó una cama UCI para su papá.

Como parte del cumplimiento de los contratos con el Sistema Integral de Salud (SIS) y EsSalud, solo un paciente ha sido atendido. En esta caso fue la clínica Stella Maris, pero la persona llegó hasta el lugar por sus propios medios, no fue derivado por ningún hospital. El caso ha sido regularizado por el SIS como parte del convenio con la clínica.

Las clínicas firmaron los contratos afirmando que contaban con determinado número de camas UCI disponibles para los pacientes asegurados por el Estado. Pero cuando los hospitales comenzaron a requerir las camas UCI, las clínicas privadas respondían que, lamentablemente, estas habían sido ocupadas por sus pacientes, de acuerdo con fuentes relacionadas con el caso.

Miriam Cajavilca relató que solicitó el traslado de su padre al Hospital de Ate o a alguna clínica para recibir una cama UCI, pero EsSalud se limitó a responderle que ninguna entidad de salud privada había contestado a la petición.

“El Estado está creando oportunidades de atención a través de las clínicas, pero esas oportunidades no se cristalizan porque anteponen los intereses de sus pacientes privados a los pacientes de EsSalud y el SIS. Arguyen que están obligados a atender a sus pacientes privados, son su prioridad. Cada vez que se llama, solo recibimos la respuesta de que las camas están ocupadas”, explicaron las fuentes.

Este diario intentó comunicarse con el vocero de la Asociación de Clínicas Particulares, Sebastián Céspedes, pero no obtuvo respuesta.

Hasta el momento son 26 las clínicas privadas que han firmado contrato con el SIS, la institución encargada de pagar el servicio prestado al paciente. De esta manera, al menos en el papel se logró la disponibilidad de 38 servicios contratados de camas UCI con su respectivo ventilador, que es lo que exige el contrato.

Miriam Cajavilca asegura que visitó todas las clínicas del convenio y no encontró nada.

“Mi padre se ha aferrado a la vida durante 17 días, pero no consiguió un ventilador mecánico. No le han dado la oportunidad de vivir. Pese a ello, me siento orgullosa de mi padre porque llevó adelante sus proyectos de educación virtual que buscaban mejorar la calidad en la enseñanza”, expresó con emoción.

Clínicas ofrecieron 38 camas UCI

La entidad médica privada con más servicios contratados es la Clínica Internacional, que el pasado jueves contrató 10 paquetes más, con lo que suma 12.

La segunda en ofrecer más paquetes es la clínica Stella Maris, con dos camas en UCI y su respectivo ventilador mecánico. El resto de clínicas solo ha puesto a disposición uno.

Son 38 camas UCI con ventilador mecánico. Son 38 oportunidades de vida. Pero las clínicas le dan prioridad a sus pacientes.

En los próximos días, el SIS lanzará una tercera convocatoria a las clínicas que deseen contratar servicios con el SIS.


Like it? Share with your friends!