Pérez-Albela sobre dióxido de cloro: “Urge la necesidad de una investigación seria”

El popular médico cirujano solicita que se evite una "cacería de brujas" y que respeten las observaciones de sus colegas que han experimentado con esta sustancia.


El médico cirujano José Luis Pérez-Albela, muy conocido por promover el consumo del magnesio para prevenir diferentes males, se manifestó respecto a los cuestionamientos que han surgido sobre el consumo del dióxido de cloro. Esta sustancia viene siendo utilizada en el tratamiento del nuevo coronavirus, sin embargo, de acuerdo al Ministerio de Salud (Minsa), no es recomendable por ser altamente tóxica.

En ese sentido, el galeno hizo una publicación en sus redes sociales, donde solicita evitar una “cacería de brujas” contra los médicos que utilizan este insumo y apoyar investigaciones sobre el mismo con el fin de esclarecer su utilidad.

“En relación al dióxido de cloro, considero que urge la necesidad de una investigación seria, la cual ha sido siempre mi propuesta. He querido trasmitir la opinión de colegas médicos que han utilizado este producto en pacientes con COVID-19. Estos médicos deberían tener un apoyo para sus investigaciones. Evitemos hacer de esto una cacería de brujas”, manifiesta.

“La medicina y la ciencia son experiencia. Respetemos las observaciones de nuestros médicos peruanos que con tanto esfuerzo han prestado sus conocimientos en medicina para salvar vidas. Yo compartiré gustoso ese conocimiento si es efectivo y también con aquellos que vengan detrás”, agregó para finalizar la publicación.

El Minsa por su parte, a través de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) indicó que “el consumo de dióxido de cloro o clorito de sodio puede causar graves daños a la salud de las personas pues no se trata de un medicamento sino de un poderoso agente blanqueador, por lo tanto, no cura ninguna enfermad”.

La entidad advierte que el consumo de estos productos podría ocasionar hasta la muerte, además de condiciones como insuficiencia respiratoria, cambios en la actividad eléctrica del corazón que podrían llevar a ritmos cardíacos anormales potencialmente fatales, presión sanguínea baja causada por deshidratación, insuficiencia hepática aguda, anemia hemolítica, vómitos y diarreas severas.


Like it? Share with your friends!