Empresario adquirió su propio ventilador mecánico y el Minsa le niega el permiso para importarlo

El equipo prescrito es un ventilador mecánico móvil que puede asistir a más de una persona a la vez, llegó el 23 de marzo. El aparato traído desde Estados Unidos se encuentra en un almacén de Aduanas del Callao desde hace un mes.


Según un informe periodístico difundido por el diario El Comercio, el empresario peruano Matías Rojas Bruce al tener una condición médica de riesgo por padecer del Síndrome de Hiperventilación por Obesidad (SHO) tomó precauciones y adquirió su propio ventilador mecánico. por temor a no encontrar una cama de cuidados intensivos disponible si llega a infectarse y sus pulmones necesitan de una máquina para seguir respirando.

El Comercio indicó que el empresario, Rojas tiene casi 50 años y pesa más de 170 kilos. El SHO le genera problemas respiratorios y lo convierte en una persona de riesgo en esta pandemia. “Cuando tengo estas crisis, a menudo me levanto en medio de la noche sin poder respirar”, cuenta.

“En el extranjero se sabía que los respiradores mecánicos son los equipos que más escasean con el coronavirus. Si me infectó son altísimas las probabilidades de que termine hospitalizado. Por eso, tomé la cautela de importar un respirador para no quitarle a un enfermo crítico de COVID-19 su sitio en el sistema de salud pública”, dijo Matías Rojas al diario El Comercio.

El aparato traído desde Estados Unidos se encuentra en un almacén de Aduanas, en el Callao, desde hace un mes. Sin embargo, hasta el momento, no se lo han entregado por falta de una autorización del Ministerio de Salud (Minsa).

Matías Rojas Bruce arribó a Lima procedente de Inglaterra el pasado 8 de marzo y ya no pudo retornar a su país de residencia por la emergencia sanitaria que obligó al cierre de los aeropuertos. El 12 de marzo, Rojas alquiló el equipo biomédico a una empresa norteamericana por US$565 al mes.

“El paciente […] se vio obligado a permanecer en Perú más de lo programado por motivo de la cuarentena. Reporta dificultad para respirar, obesidad mórbida con SHO observable y síntomas de baja oxigenación. El paciente declara hacer uso de ventilador mecánico en su país de residencia y coincido con esta prescripción”, justificó el médico internista José Gálvez Dañino en la receta que hizo para el empresario.

El equipo prescrito es el CareFusion LTV 1200, un ventilador mecánico móvil que puede asistir a más de una persona a la vez. Llegó vía FedEx al puerto del Callao el 23 de marzo. Luego, el 1 de abril, Rojas remitió la solicitud de importación del equipo al Minsa. Cinco días después, el pedido fue observado.

ESTA FUE LA RESPUESTA QUE LE DIERON EN EL MINSA

Según el diario El Comercio La “autorización excepcional [de importación] no resulta procedente” porque el CareFusion LTV 1200 es “un respirador de uso restringido, diseñado para ser utilizado por personal calificado y capacitado con la supervisión de un médico”, explicó el Minsa en una comunicación electrónica enviada a Rojas Bruce el pasado 6 de abril.

La entidad del Estado argumentó, en un segundo punto, que la receta del médico internista José Gálvez no consigna edad ni diagnóstico del paciente, y que este especialista no es un neumólogo.

En un tercer punto, el Minsa indica que este equipo y similares “tienen registros sanitarios y se comercializan en el mercado nacional”. El Ministerio de Salud le dio a Rojas un día de plazo para levantar todas las observaciones.

Fuente: Diario El Comercio


Like it? Share with your friends!