Revelan que a Keiko no le importó perjudicar a su hermano: «que se joda, saca el video»

Testimonios. Exvocero de Fuerza Popular Daniel Salaverry y excongresista fujimorista Moisés Mamani le entregaron a la presidenta de Fuerza Popular un USB con audios y videos. Ella ordenó la publicación escalonada del material.


Según testigos que declararon para el diario La República, la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, habría accedido con anticipación a los videos grabados por el excongresista fujimorista Moisés Mamani que demostrarían que el Gobierno de turno estaría negociando la compra de votos en el Congreso para impedir la vacancia del expresidente Pedro Pablo Kuczynski.

Como se recuerda, los hallazgos que desataron el proceso de vacancia contra el entonces mandatario Pedro Pablo Kuczynski fueron las pruebas sobre los US$4,8 millones que la constructora Odebrecht desembolsó a las empresas Westfield Capital y First Capital, ambas vinculadas al expresidente, por consultorías realizadas entre 2004 y 2013. Posteriormente, un documento de la Unidad de Inteligencia Financiera del Perú mostró supuestas transferencias de dinero de ambas compañías a cuentas de PPK.

Con esa información, se había programado un pleno del Congreso para el jueves 22 de marzo de ese año con el fin de votar sobre la vacancia presidencial. Dos días antes, Moisés Mamani entró al despacho del entonces presidente del Congreso, Daniel Salaverry, para mostrarle los videos que tenía guardados en una memoria USB. El material indicaba que altos funcionarios del Gobierno de Kuczynski estarían comprando los votos de la agrupación ‘Los Avengers’, facción del fujimorismo alineada con Kenji Fujimori.

Posteriormente, Salaverry llamó por teléfono a Keiko Keiko Fujimori para comunicarle que “hay una bomba”. Ella lo citó inmediatamente en su oficina ubicada en la calle Los Morochucos 140, de Santiago de Surco, donde lo recibió con sus asesores Pier Figari Mendoza y Ana Hertz de Vega.

De acuerdo a la narración de los testigos que declararon al diario La República, Daniel Salaverry advirtió a Keiko Fujimori que los videos podrían traer consecuencias penales para su hermano Kenji Fujimori. “¡Que se joda, saca el video ahora!”, ordenó Keiko a Salaverry, según los testigos.

Cuando, en conferencia de prensa, los fujimoristas Daniel Salavarry y Moisés Mamani, presentaban los videos que darían fin al periodo de Kuczynski, ella publicaba en su cuenta de Twitter: “Con profunda decepción y dolor el Perú vuelve a ser testigo de negociaciones para la compra de congresistas”. Cabe recordar que la última vez que el país pasó por la compra de congresistas fue durante el gobierno de Alberto Fujimori.

Fuente: La República


Like it? Share with your friends!